La víctima fatal venía de una reunión con amigos, cuando de repente adujo sentirse mal y falleció. 


La muerte sorprendió en la madrugada de este viernes a un hombre de 58 años, que venía manejando, se sintió mal y en el instante falleció. Lo más triste vino después, cuando aduciendo problemas económicos, la hija se negó a recibir el cuerpo.

Este trágico hecho tuvo lugar en el cruce de la avenida Lugones y la calle Japón, por dónde venían transitando a bordo de un auto el sujeto identificado como Javier Walter Paz, con una pareja amiga, que volvían de una reunión. De repente Paz empezó a toser y tras frenar la marcha, falleció. 

Efectivos de la Comisaría 45° llegaron hasta el lugar de los hechos, y luego de entrevistarse con las personas que venían con el cadáver, llamaron a la hija, que se hizo presente y manifestó que se encuentra atravesando un mal momento económico, por lo que se negaba a recibir el cuerpo y pidió que sea trasladado a la morgue. 

Además la muchacha de 26 años, que entró en una crisis de nervios, comentó que Paz hace poco había sido sometido a una intervención quirúrgica de corazón, pero que a pesar de eso y otras enfermedades que lo aquejaban, no dejaba de fumar, informó El Liberal.




Comentarios