Las niñas de 12 y 13 años revelaron el calvario que los tocó vivir, ya que estaban a merced de su padre y sus tíos.


Un historia muy dura y difícil de digerir es la que tiene como protagonista a dos menores de 12 y 13 años que contaron las calamidades que tuvieron que pasar al ser abusadas por su propio padre y por alguno de sus tíos, en el departamento Alberdi.

Lo que pudo saber la fiscal Judith Díaz, es que la mayor comenzó a ser ultrajada a los 9 años y a los 10 quedó embarazada. Lo que sigue aún es peor, puesto que su mismo progenitor fue el que la obligó a abortar utilizando un palo. 

“Mi mami iba a “Monte” y mi padrastro me violaba y obligaba a que le haga de todo. Cuatro años me violó y mis tíos parece que sabían; nadie nos defendía”, expresó la niña de 13 años.

La historia de la menor de las hermanas no es muy distinta, e incluso reveló que durante un lapso en el que su padre viajó a Salta, fueron los tíos los que abusaron de ella. “Mis tíos me llevaban al monte y ordenaban desnudarme; después hacían lo que querían”, contó.

La madre de las menores negó estar al tanto de las aberrantes prácticas a las que eran sometidas sus hijas, que cansadas de todo lo que pasaron, huyeron, fueron rescatadas por alguien que pasaba por la ruta, que las llevó con una hermana mayor, que fue la que escuchó el crudo relato, informó El Liberal.

Los tres abusadores ya fueron capturados por la policía y se les dictó prisión preventiva. La Fiscalía incluyó la falta de sensibilidad colectiva, ya que una profesora sabía todo y no hizo nada.






Comentarios