Los hechos ocurrieron en el transcurso del 2018.


En un juicio abreviado en el que la fiscal Cecilia Gómez Castañeda, solicitó a la jueza de Género, que homologue el acuerdo realizado con la defensa de un pastelero, acusado de amenazas calificadas, daños y lesiones leves calificadas en concurso real de delitos, y se lo condene a 3 años de prisión efectiva.

La fiscal informó en la audiencia que el primer hecho que se le endilga al acusado sucedió el 3 de noviembre de 2018, durante la madrugada, en circunstancias en las que la víctima y el imputado regresaban de una fiesta y éste comenzó a hacerle escenas de celos y le quitó su teléfono celular. Luego, al ingresar al domicilio que compartían, la tomó por la fuerza y la tiró en la cama, donde forcejearon y la mujer logró escaparse. Horas después, se hizo presente en la casa de la madre de la víctima, donde ella se encontraba, y mediante insultos le quitó la cartera y le rompió el teléfono celular.

El segundo hecho ocurrió el 30 de septiembre del corriente año, en horas de la mañana, cuando la víctima le planteó al imputado que quería terminar la relación, y éste comenzó a insultarla y la amenazó de muerte con un arma de fuego.

Finalmente, la jueza de Género, condenó al imputado a 3 años de prisión efectiva y le impuso la obligación de realizar tratamiento en la DIGAIA, que debe iniciar el próximo lunes 2 de diciembre.




Comentarios