Los hechos ocurrieron en febrero de este año.


El fiscal Pedro Ibáñez de la Unidad de Lucha contra la Narcocriminalidad del Ministerio Público Fiscal logró dos acuerdos mediante juicios abreviados contra Rita Vanesa Infante quien fue condenada a una pena de cuatro años de prisión efectiva y su madre Elsa Martina Bravo de un año y medio de cumplimiento en suspenso, por los delitos de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

La audiencia tuvo lugar durante la mañana de hoy jueves y el magistrado actuante fue el juez de Control y Garantías Rodolfo Amestegui.

La mujer de 35 años de edad junto a otras personas fue detenida en un allanamiento concretado el 15 de febrero del presente año. En la ocasión se secuestraron 2,5 gramos de una sustancia blanquecina, que al ser sometida a la prueba de orientación de campo dio positivo a la presencia de cocaína. Además, se incautaron casi 1.500 pesos. Desde otro inmueble aledaño se secuestraron una balanza y dinero. Junto a Infante también fue detenida su madre Elsa Martina Bravo.

Al estar con un embarazo de alto riesgo como lo argumentó la defensa técnica, el juez Amestegui, luego de dictarle la prisión preventiva, el pasado 16 de agosto, le concedió el arresto domiciliario, en su vivienda del barrio Jorge Newbey.

En dicho momento, el fiscal Pedro Ibáñez y la instructora Andrea Mendoza, se opusieron a dicho pedido, ya que la imputada incumplió la misión de velar por los intereses superiores de los menores, ya que vendía drogas en la casa donde vivía con ellos.




Comentarios