El equipo de Santiago del Estero cosechó otra importante victoria 77 a 59 ante Riachuelo de La Rioja.


El comienzo del juego fue muy beneficioso para el Celeste, que empezó dañando la pintura con Garnica y Balteiro para dominar el trámite. En la visita todo era nervio y le costaba mucho en ataque, donde estaba muy errático y en defensa le costaba dominar la pintura.

El gran incio del local obligó a Riachuelo a pedir tiempo muerto y después de ahí empezó a correr la cancha y convirtió sus primeros puntos por Manfredi y Carrilo. El Celeste se relajó un poco y tuvo que luchar un poco más en defensa y ya no convertía tan rápido. En el cierre, Nicolás Avellaneda muy rápido y fino en ataque para llevarse el cuarto 23-8.

El segundo capítulo tuvo una gran ráfaga del Celeste para sacar la máxima de 17 puntos (31-12). Riachuelo seguía perdido sin encontrar el partido en defensa y ataque muy nervioso. Promediando el cuarto, el dueño de casa era una aplanadora y desplegaba su mejor juego, dañando en la pintura con Balteiro e Ingrata y los triples de Garnica, además del muy buen juego de los bases Lastra y Rojas para conducir el equipo. La visita no tenía respuesta y a medida que pasaba el cotejo los nervios invadían al club riojano. El Celeste cerró el primer tiempo en gran nivel y establecer una nueva máxima (20) para llevarse el parcial 44-24.

En el arranque del tercer segmento, la visita mostró su mejor cara pudiendo penetrar, que le posibilitó achicar un poco la diferencia. Por el lado del local le costó el inicio perdiendo la dureza en defensa. Promediando el parcial era todo más parejo en el desarrollo, aunque el Celeste con la vivista sacada mantenía el control del juego, en la visita empezó a tener a algunos tiros a distancia para mantenerse vivo en partido. Sobre el cierre Nicolás Avellaneda recuperó la intensidad para llevarse el parcial 59-39.

El último chico estuvo de más, solo sirvió para poner cifras definitivas (77-59) al encuentro con un Celeste jugando otra vez en un gran nivel, ante una visita que nunca le encontró la vuelta al partido.




Comentarios