La mujer fue auxiliada por un remisero. Presenta fractura de tabique nasal y pómulo. El agresor es buscado por la policía.


Un aberrante caso de violencia de género ocurrió este fin de semana en la localidad santiagueña de La Banda.Una mujer fue brutalmente agredida por su novio en un hotel alojamiento, le rompió el tabique y el pómulo. Fue auxiliada por un remisero.

Según informó la policía, un remisero de apellido se presentó en la Comisaría Nº 2 del Menor y la Mujer y pidió ayuda a las funcionarias que estaban de guardia. Relató que en su auto trasladaba a una mujer golpeada. Estaba en el asiento trasero completamente ensangrentada e inconsciente.

Rápidamente fue trasladada al Centro de Salud Banda, para ser examinada por los médicos. 

El remisero contó que cuando circulaba por la Ruta 51, a la altura de “Jalisco” -un hotel alojamiento de la zona- notó que la mujer hacía señas pidiendo ayuda. Cuando detuvo el auto advirtió que estaba herida, por lo que la llevó a esa comisaría.

La víctima de 41 años, contó que su novio, con quien mantiene una relación amorosa hace dos meses, la había atacado. Relató que pasó la noche con su novio de 47 años, chofer en el Servicio de Emergencia Accidentología de Santiago del Estero (Sease) en un boliche de la autopista. En un determinado momento se generó una discusión y él la sacó a los empujones. La obligó a subir a su automóvil y cuando estaban próximos a llegar al motel la atacó brutalmente.

Al ver que la mujer estaba ensangrentada debido a las trompadas que le había propinado en la nariz y en los ojos, la hizo ingresar al motel para que se higienizara. Una vez dentro de “Jalisco”, la víctima aprovechó una distracción del sujeto, escapó de la habitación y salió a la ruta para pedir ayuda. Fue entonces que el remisero la socorrió.

En el caso intervino la Dra. Marta Elena Ovejero coordinadora de la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar y fiscal de turno, quien ordenó que la policía buscara de inmediato y pusiera tras las rejas al agresor.




Comentarios