El sol está apareciendo aunque desde el Servicio Meteorológico Nacional anuncia lluvias para la jornada.


Luego de una semana con temperaturas muy elevadas para la temporada, el termómetro bajó casi 15 grados en Santiago del Estero y el viernes arrancó con una mañana bastante fría.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional anunciaron para hoy una mínima de 11 grados y una máxima de 21º. Hay probabilidades de precipitaciones durante toda la jornada y la humedad es del 83%.

Para mañana se espera que las condiciones climáticas sean similares.

De acuerdo con el pronóstico extendido se espera que la temperatura tenga un nuevo ascenso la próxima semana, donde podría alcanzar los 32 grados el lunes.

SMN.




Comentarios