Ocurrió en la localidad de Vinalar. La irregularidad fue descubierta por un funcionario de la Jefatura.


Un jefe policial fue sorprendido junto a tres presos cuando en la comisaría compartían un asado y tomaban vino. El escandaloso hecho ocurrió en el barrio de El Vinalar en la capital santiagueña.

Alrededor de las nueve de la noche del sábado pasado, los presos y el segundo jefe de la dependencia se sentaron a degustar el asado en el fondo de la Comisaría Comunitaria Nº 45 de aquella localidad.

La información de lo sucedido en el establecimiento llegó hasta las autoridades de la Jefatura de Policía a través de fotos y videos con lo cual de acuerdo a lo informado por Nuevo Diario, se trasladó hacia la comisaría 45 y pudo confirmar el hecho. El subcomisario, de apellido Díaz, fue puesto en disponibilidad preventiva. Le retuvieron el arma de fuego y la credencial, además de informarle que debía presentarse en la Jefatura para informarle sobre el sumario administrativo que se le iniciará.

Se recibieron testimonios de todos los suboficiales y oficiales que se encontraban de guardia y que contaron el irregular hecho de esa noche y todo lo que se vive en la comisaría, lo cual fue anexado al sumario administrativo que le iniciaron.

Foto gentileza Nuevo Diario.




Comentarios