El hogar esta a nombre de su exsuegra, pero se la dejaron para que viva con sus cuatro hijos.


Un hombre golpeó a su expareja porque la encontró bebiendo junto a su familia, a pesar de la agresión la mujer no quiso radicar la denuncia por miedo a perder su casa en Santiago del Estero que está a nombre del agresor. 

La mujer de 31 años estaba en la casa de un familiar acompañada por sus cuatro hijos cuando Gastón Díaz la sorprendió y la insultó por estar consumiendo bebidas alcohólicas, según detalla El Liberal

Luego de esta escena la mujer se fue a su casa, que está a nombre de su exsuegra pero que se la prestó para que los menores tengan donde vivir. Pero el hombre llegó antes a la vivienda de barrio Santa Lucía y le impidió que ingresara ya que el hogar era de su familia. 

Cuando logró ingresar con los niños su ex la golpeó con un objeto contundente en la cabeza, el corte hizo que perdiera abundante sangre y fue trasladada a la Seccional 45° para que la revisaran.

Ante esta situación Díaz fue demorado pero la joven no lo denunció ya que temía a perder la casa. Esta agresión no es la primera que sufre ya que en noviembre del 2018 lo denunció por violencia de género y estuvo detenido tres meses. 

La Fiscal de turno, dispuso que el agresor siga detenido y ella sea trasladada a la Fiscalía. 




Comentarios