El caso sucedió en Palmares. El hombre quedó en libertad. 


Sucedió en la localidad de Palmares, en Santiago del Estero, cuando un grupo de vecinos denunciaron fuertes gritos provenientes de una casa donde se encontraba una pareja, y tras la llegada de la policía, la mujer se negó a que lleven detenido a su esposo por ser la única persona con un sustento económico en el hogar. 

Se trata de una mujer de 48 años, cuya identidad de desconoce, pero quien admitió que había tenido una pelea con su marido y que este había amenazado con matarla.

Sin embargo, a la hora de la llegada de los efectivos policiales, la mujer se negó a denunciarlo y pidió que no se lo llevaran detenido debido a que es el único “sostén económico” de la casa y que ese día él debía ir a trabajar. 

Ante esto, el caso fue tomado por el fiscal de turno quien aceptó que el hombre siguiera en libertad, previo dejar constancia del hecho y de la negativa de la mujer a realizar la denuncia formal por lo sucedido. Informó El Liberal. 






Comentarios