Los fiscales habían pedido sentenciarlo a 12 años por homicidio agravado pero el Tribunal interpretó que la acusación no estaba probada y lo condenaron a 4 años por amenazas.


En un juicio oral realizado en General Pico durante cuatro días, en noviembre de este año, el Tribunal de Audiencia condenó a Héctor Argüello (25), a cuatro años de prisión efectiva por los delitos de abuso de armas, amenazas agravadas por el uso de armas (en dos hechos), y desobediencia judicial.

En marzo de este año, Argüello mantenía una discusión con su pareja embarazada, Sofía Moreira, cuando la roció con nafta. Al arribar la policía, el acusado minimizó el hecho y dijo que no pasaba nada pero los uniformados sintieron el olor en las prendas de la mujer.

A este hecho, se suma uno de septiembre del año anterior, en el que Argüello le disparó con una carabina a una ex pareja de Moreira cuando había ido a retirar un hijo que tenían en común, además de amenazarlo, aunque sin lograr herirlo.

Otro episodio ocurrió en diciembre del año pasado, luego que la joven se fuera de la casa que compartía con el acusado a raíz de los conflictos que mantenían regularmente. El imputado la fue a buscar a la casa de una amiga en la que se había refugiado y rompió un vidrio de la vivienda.

Argüello junto a su abogado defensor (Eldiariodelapampa)

Los fiscales Armando Agüero e Ivana Hernández acusaron a Argüello por “homicidio agravado, contra la persona con quien mantiene o mantuvo una relación de pareja y por mediar violencia de género, en grado de tentativa”, y también por “desobediencia judicial, abuso de armas y amenazas agravadas por el uso de armas, en concurso real”, y pidieron que se lo condene a 12 años de prisión.

El defensor, Martín Herrero Galvagno, solicitó que se juzgue a su defendido por el delito de lesiones leves y pidió la absolución de los dos hechos en el cierre del debate.

Los jueces Heber Pregno, Diego Ambrogetti y Marcelo Pagano interpretaron que, aunque que quedó “harto probado que la mujer se encuentra inmersa en un círculo de violencia y altamente vulnerable”, la acción contra ella se trató de “amenazas” y redujeron considerablemente la pena a imponer, condenándolo a cuatro años de prisión efectiva.

En el debate, la mujer se arrepintió de haberlo denunciado, aseguró que Argüello era inocente, y lo besó y abrazó antes de retirarse de la sala.






Comentarios