El curioso episodio fue grabado en la autopista Rosario-Santa Fe. Los automovilistas quedaron varados bajo la lluvia.


Una larga cola de vehículos sorprendió este viernes por la mañana en la autopista Rosario-Santa Fe. El motivo no estaba relacionado con la presencia de camiones sino con un pozo que los conductores describieron como un “bache destructor”.

Alrededor de 16 autos reventaron sus neumáticos y debieron estacionar en la banquina en el kilómetro 144, en la mano a la capital provincial, bajo la lluvia.

Algunos tenían ruedas de auxilio pero otros debieron esperar un auxilio. La imagen quedó registrada por un indignado automovilista.

El conductor salió del peaje de Sauce Viejo, tomó por autopista y a unos 150 metros se encontró con la enorme depresión en la calzada donde rompió una de las cubiertas.

Interminable cola de autos averiados por un bache en la autopista Rosario-Santa Fe. (Aire Digital)

Interminable cola de autos averiados por un bache en la autopista Rosario-Santa Fe. (Aire Digital)

Los automovilista perjudicados solicitaron a los efectivos de la policía caminera su presencia en el lugar, ante la peligrosidad del caso, pero les informaron que no era posible porque no tenían injerencia sobre el corredor.

Interminable cola de autos averiados por un bache en la autopista Rosario-Santa Fe. (Aire Digital)

Por su parte, los responsables de la autopista les dieron como solución que escribieran un correo electrónico para realizar el reclamo.





Comentarios