La defensa del profesional, sospechado de atender borracho en un sanatorio privado, descartaron la acusación y sostuvieron que está bajo tratamiento médico. 


Alfonso Garrone y Romeo Díaz Duarte, abogados defensores del médico acusado de mala praxis en un sanatorio privado de la ciudad de Santa Fe, brindaron una conferencia de prensa en la que descartaron que el profesional sea responsable de la muerte de una paciente.

Los letrados precisaron que la autopsia se realizó el viernes por lo que las conclusiones deberían agregarse el expediente en esta jornada. Además, sostuvieron de ninguna manera el accionar del profesional está relacionado a “la muerte de esta paciente. No hay hecho de causalidad”.

“El doctor estaba en terapia cuando fue llamado. Bajó como pudo, abrochándose la camisa, el cinto y el guardapolvo porque estaba descansando”, explicaron. Luego, el médico “dio algunas instrucciones a quienes estaban trabajando. El intervino entubando a la paciente y lo hizo perfectamente. Luego se retira y es ahí es cuando empieza el video que se viralizó”, sostuvieron.

Consultados sobre el video que se difundió, los doctores manifestaron que están a la espera de la obtención de la filmación.

Sobre la denuncia de un familiar de la paciente fallecida por una supuesta agresión por parte de su defendido, los abogados precisaron que “no se está investigando una supuesta agresión por parte del médico” aunque señalaron que es una situación que no se va a dejar pasar. “El médico presentó lesiones y el guardia de seguridad también”, dijeron.

Por otro lado, Garrone y Duarte precisaron que “todo el personal médico aclara y declara que en ningún momento el doctor agredió al familiar. Es más, en el video se ve a una de las enfermeras que le pide a este familiar que se retire del lugar porque estaban haciendo RCP y complicaba la acción”.

Asimismo, los profesionales advirtieron sobre irregularidades en la toma de la muestra de orina. “El análisis de alcohol en sangre dio negativo. Está desmentido. Pero la prueba de orina se hizo doce horas después de la detención. Fue detenido al mediodía, se hizo prueba de sangre y a las doce de la noche, y sin la presencia de sus abogados, le hicieron la muestra de orina”, explicó.

Por último, los letrados precisaron que el médico se encuentra bajo tratamiento por lo que, es entendible según su visión, que al momento de atender haya estado bajo los efectos de su medicación. “Está con tratamiento en un centro privado de la ciudad y condenarlo por eso es tremendo, estigmatizante, doloroso y triste”, esbozaron.






Comentarios