La santafesina salió de terapia intensiva esta semana luego de sufrir quemaduras en casi el 60% de su cuerpo.


A pocos días de cumplirse un mes del ataque sorpresivo de su pareja mientras ambos recorrían Brasil como mochileros, la vida de Bernarda Massolo terminó de dar el giro de 180 grados que todos sus amigos y parientes anhelaban hasta que esta semana salió de terapia intensiva. Si bien el tratamiento avanza con muchas restricciones en su contacto dentro del hospital, la familia de la joven ya compartió su primera foto juntas en plena recuperación.

Después de superar la etapa más delicada desde su llegada al Hospital Cullen, la muchacha se mostró sonriente junto a su mamá y su hermana. La imagen se convirtió al instante un mensaje alentador a quienes esperan con ansias el reencuentro después del aterrador final de su experiencia como mochilera en el país vecino.

Guillermina Massolo y su madre Tania mostraron cómo se encuentra “Berni” en el centro de salud de la capital. (Facebook)

Horas antes de que la foto llegara a hacerse pública a través de redes sociales, los allegados a “Berni” recordaron que se encuentra aislada y las visitas están acotadas a su círculo íntimo con medidas para prevenir infecciones.

La joven de 20 años estuvo en coma inducido inmediatamente después del ataque que sufrió mientras dormía en Santa María, una ciudad del estado de Río Grande do Sul hasta donde había llegado con su novio Ángel Rolón. Después de una semana alojada en un centro de salud local, el Gobierno provincial coordinó su traslado en un avión sanitario, aunque el operativo se complicó a raíz de un paro cardiorrespiratorio del que Bernarda pudo recuperarse antes de que partiera el vuelo.

El santafesino acusado por provocarle quemaduras en casi el 60% del cuerpo a su pareja fue capturado días más tarde. De acuerdo a los primeros datos en torno a la investigación penal que lleva adelante la Justicia brasileña, podría pasar hasta 15 años preso.






Comentarios