La solicitud surgió tras el ataque sufrido durante una audiencia en Rafaela. Un hombre acusado de homicidio le arrojó un cesto metálico a un funcionario.


La agresión sufrida por un funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) durante una audiencia en Rafaela impulsó a los fiscales santafesinos a pedir mayores medidas de seguridad.

“Exhortamos a las autoridades del Poder Judicial con competencia en los edificios de los tribunales de la Provincia a asumir la tarea de convertir dichos espacios en edificios seguros, bajo estándares homologados, con el fin de garantizar niveles razonables de seguridad para las personas que trabajan en dichos ámbitos, pero también para las víctimas y testigos que a diario concurren a ejercer sus derechos y a cumplir con sus deberes de colaboración con la justicia”, plantearon desde la Asociación de Fiscales y Funcionarios del MPA de Santa Fe.

Además, señalaron la necesidad de profundizar el desarrollo de “dispositivos de seguridad física y de la información; afianzamiento de un cuerpo profesionalizado de personal de seguridad; determinación y cumplimiento de esquemas de control de acceso a edificios y de circulación en los mismos; y asignación y capacitación de personal especializado para la orientación y acompañamiento de víctimas y testigos dentro de los tribunales.

El hecho que desencadenó el reclamo fue el ataque sufrido por el fiscal Guillermo Loyola durante una audiencia, que quedó grabado.

El video muestra el momento en que el imputado tomó un cesto de basura metálico que se encontraba debajo del escritorio y se lo arrojó al funcionario sin importarle la presencia de un policía detrás de él.






Comentarios