La Incipiente mejora en la agroindustria no basta para revertir "un escenario general muy desfavorable", según la Bolsa de Comercio de Santa Fe.


La actividad económica de la provincia se contrajo un 3,2 por ciento durante el tercer trimestre del año, con solo dos sectores que pudieron sortear de mejor manera que el resto los obstáculos económicos. Desde la Bolsa de Comercio de Santa Fe señalaron que no hay indicios de recuperación.

“En septiembre de 2018 la actividad económica de la provincia acentúa su caída, marcando una tasa del -1,1 por ciento respecto de agosto. Esto da como resultado una disminución acumulada del 3,2 por ciento en el tercer trimestre y del 5,4 por ciento en el transcurso de los nueve meses con información consolidada para 2018”, indicó el informe elaborado por la institución.

“Durante el tercer trimestre del año doce de los catorce indicadores que componen el Índice Compuesto de Actividad económica de Santa Fe (ICASFe) acumularon tasas que implican un desempeño negativo; en este marco, en la mayoría de los casos, se agudiza la caída registrada durante los dos trimestres precedentes”, detallaron.

Los únicos que mostraron incrementos acumulados durante el período analizado fueron la molienda de oleaginosas y la producción láctea.

Sin embargo, esta “incipiente mejora de algunos indicadores relativos a la agroindustria” no alcanza para revertir un “escenario general muy desfavorable”.

“Aún no resulta procedente plantear una instancia cierta de recuperación de corto plazo”, concluyeron desde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.






Comentarios