La edila justicialista Marcela Aeberhard presentó un proyecto al respecto argumentando cuestiones de seguridad.


En el Concejo Municipal de Santa Fe se apura un proyecto que el clásico rosarino de Copa Argentina no se juegue en la capital provincial. Argumentan cuestiones de seguridad.

Si bien todavía no se sabe ni siquiera cuándo se va a jugar el encuentro entre Newell’s y Central, y mucho menos dónde, ante la posibilidad de que la sede elegida sea el estadio de Colón, en Santa Fe por las dudas abren el paraguas.

La concejala del justicialismo, Marcela Aeberhard, sin ahondar en demasiados fundamentos, presentó un proyecto de dos páginas en el que solicita al Ejecutivo municipal que “intervenga ante las autoridades correspondientes” para que el encuentro no se juegue en Santa Fe.

“Ante los grandes disturbios que estos encuentros de fútbol conllevan, los hechos vandálicos que se cometen en la calle y de violencia ocasionados en los locales comerciales sumado a la gran inseguridad que trae aparejada para la ciudadanía en general es que solicitamos que nuestra ciudad no sea sede de dicho partido y se disponga su ejecución en otro lugar”, justifica el texto.

El proyecto fue avalado por la mayoría del bloque justicialista, pese que el Ministerio de Seguridad provincial se había comprometido a garantizar la seguridad del encuentro.




Comentarios