La Corte Suprema estableció que el 16 de octubre vence el periodo para que los 2.500 expedientes remanentes pasen a Fiscalía.


La Corte Suprema de Justicia provincial determinó que las causas penales previas al 2 de febrero de 2014 que se tramitaban en Juzgados provinciales terminen de pasar al nuevo sistema procesal penal el 16 de octubre.

Inicialmente se habían transferido empelados administrativos de Juzgados de Instrucción, Correccionales, Fiscalías y Defensorías a distintos organismos: Ministerio Público de la Acusación, Servicio Público Provincial de la Defensa Penal y Oficinas de Gestión Judicial.

Ahora ocurrirá lo mismo con los fiscales de Cámara, de Primera Instancia y los Defensores, también, de Primera Instancia, según consignó Uno de Santa Fe.

En cuanto a los jueces, la Corte Suprema de Justicia fijó que los magistrados del viejo sistema pasen a la órbita del Colegio de Jueces Penales de las distintas circunscripciones de la Provincia.

Respecto a las causas penales que se tramitaban en el viejo sistema y que a partir de esta nueva medida pasarán a tramitarse con los fiscales del Ministerio Público de la Acusación (MPA), se informó que se pasó de casi 602.000 a 2.500.

Las mismas deberán remitirse el próximo 16 de octubre al MPA dentro de la jurisdicción judicial correspondiente, mientras que los juzgados donde se tramitaban esas causas deberán poner a disposición de Fiscalía los efectos secuestrados, en caso de que los hubiere.

Las causas que se encuentran en etapa de ejecución de sentencia con condena, y que eran controladas por los antiguos jueces de ejecución, ahora quedarán bajo la órbita de magistrados del Colegio de Jueces de Primera Instancia de los distritos judiciales de Santa Fe y Rosario.

Se fijó que sólo llegarán a juicio oral y público las causas que se encuentran en trámite y aún no han tenido ofrecimiento de pruebas.




Comentarios