Un ginecólogo que trabaja para la policía santafesina quedó bajo prisión preventiva por abuso sexual de una paciente este lunes en el noroeste de la provincia. La Fiscalía lo imputó por una presunta agresión la semana anterior mientras la atendía en su consultorio particular.

El episodio que investiga el Ministerio Público de la Acusación (MPA) tuvo lugar el miércoles en San Guillermo, a unos 220 kilómetros de la ciudad capital. Ese día, la mujer involucrada visitó al profesional a las 9 la mañana y después decidió recurrir a las autoridades para contar lo que había sufrido. A partir del relato, efectivos del departamento San Cristóbal arrestaron al sospechoso el viernes en su domicilio y seguirá tras las rejas por disposición del juez Juan Gabriel Peralta.

Según la fiscal Favia Burella, el hombre de 58 años identificado por sus iniciales como C. M. B. "aprovechó el vínculo de confianza" y actuó "sin el consentimiento" de la víctima mientras realizaba el examen ginecológico. La funcionaria se mostró convencida de que el facultativo procedió "con conocimiento y voluntad de abusar sexualmente" de ella.

"A pesar de la relación laboral que el imputado tiene con la policía, los integrantes de la fuerza que participaron tanto en el allanamiento y en la detención como en la investigación propiamente dicha lo hicieron con absoluta profesionalidad", destacó la representante del MPA después de que la audiencia imputativa por videoconferencia.