El diputado provincial Maximiliano Pullaro presentó un proyecto para sancionar a estos irresponsables que ponen en riesgo a toda la población.


Ante la gran cantidad de irresponsables que regresan del exterior y no se someten a la cuarentena obligatoria, el diputado provincial Maximiliano Pullaro presentó un proyecto para sancionar a estas personas con penas que van desde los 15 días de arresto hasta los $134 mil.

La iniciativa prevé incorporar una nueva falta al Código de Convivencia de la Provincia de Santa Fe que contemple sanciones a aquellos que, por imprudencia, negligencia o impericia, no cumplan con las disposiciones relativas a las limitaciones de la libertad ambulatoria, como así también toda directiva emanada del poder ejecutivo en materia sanitaria.

Pullaro pidió que la iniciativa que incorpora el artículo 131 bis a la ley 10.703 sea tratada en sesiones extraordinarias o impulsada por el gobernador a través de un decreto que luego pueda refrendar la Legislatura.

“Lo que queremos en este momento es que los ciudadanos tomen conciencia no solo de la situación que se vive, en la medida del riesgo que conlleva no cumplir con las pautas sanitarias actuales, sino que ese comportamiento comprometido persista en el tiempo para cualquier otra circunstancia similar”, expresó el ex ministro.

“Decidimos ubicar metodológicamente la norma como una falta nueva. Los jueces de falta tienen que tener en cuenta que la infracción que se sanciona es grave y así lo deben plasmar cuando determinen la pena, considerando que la conducta mezquina de los que deciden poner en riesgo a sus familiares, a sus vecinos, tiene que tener el rechazo sin contemplaciones del Estado”, señaló.




Comentarios