El agresor perseguía otro joven con un arma de fuego y disparó al menos diez balazos con cientos de testigos en el club.


Un momento de terror se vivió el último domingo en la localidad de Laguna Paiva. Un hombre de 32 años entró a los tiros durante un partido de fútbol y fue detenido por los hinchas que presenciaban el encuentro. Afortunadamente no hubo heridos.

Según el sitio El Litoral, el hecho sucedió en el club “El Buzón”, donde se disputaba un cotejo de la liga Amistad. Cuando cientos de personas disfrutaban de la jornada apareció un joven con dos armas de fuego, que comenzó a disparar contra otro, generando pánico en el lugar.

El agresor disparó al menos diez tiros que milagrosamente no impactó en ninguno de los presentes. Tras el episodio, fueron los propios hinchas quienes lo golpearon y redujeron hasta la llegada de la policía.

El hombre tenía algunos traumatismos por lo que fue trasladado al Hospital Cullen. Allí se negó a ser internado y nuevamente intervino personal policial, descubriendo que tenía dos pedidos de captura: uno por tentativa de homicidio en julio de este año y otro por un robo del mes de agosto. Quedó detenido por las dos causas.




Comentarios