Desde la Municipalidad salió al cruce de la declaración de Juan Cruz Gambini durante la audiencia imputativa.


El testimonio del presunto homicida de Julio Cabal ante la Justicia por el caso amplió las repercusiones políticas en torno a la investigación. En su declaración, Juan Cruz Gambini se presentó como empleado de la Municipalidad de Santa Fe, pero voceros del Ejecutivo lo desmintieron horas más tarde.

A través de un mensaje extraoficial, la administración de José Corral salió a despegarse del episodio que contribuyó a la intervención de la policía santafesina la semana pasada. Por esa vía afirmaron que el acusado “no es ni ha sido personal de planta permanente” o temporal al servicio del Estado en la capital provincial.

Después de ser detenido el viernes por la Policía de Investigaciones (PDI), el muchacho de 24 años dijo ante el juez Sergio Carraro que trabajaba como “subcontratado” en un área dedicada al cuidado de espacios verdes. El dato que pidió corroborar la fiscal Ana Laura Gioria recibió una respuesta minuciosa por lo bajo de parte de la Municipalidad, la cual agregó que el sospechoso tampoco se desempeñó como “pasante” ni “practicante” en el marco de programas impulsados por la intendencia.

Gambini fue capturado tres días después del asesinato del joven de 29 años en Urquiza al 2200. Según el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el imputado abrió fuego cuando el hijo del dueño de la fiambrería trató de impedir el robo a mano armada al mediodía en el comercio familiar.




Comentarios