El niño fue operado y se encuentra en cuidados intensivos.


Un niño de ocho años se encuentra internado tras recibir un disparo en la zona de la ingle por parte de su padre. El hombre aseguró que se trató de un accidente.

El hecho, que es investigado por la policía, se produjo este jueves por la tarde en la vivienda de barrio Alto Verde en la que habita el menor.

Por circunstancias que tratan de establecerse, el niño recibió un disparo en la zona de la ingle, motivo por el cual fue trasladado de urgencia al hospital de niños Orlñando Alassia donde fue sometido a una cirugía para retirar el proyectil.

Presentaba una herida arma de fuego y tuvo que entrar a quirófano ayer”, detalló Osvaldo González, director del efector.

El médico destacó que la bala no “atravezó órganos importantes” y el niño “pudo pasar después de la cirugía a Cuidados Especiales” “Creemos que no va a tener dificultades mayores y está evolucionando bien”, aseguró.

El padre del menor,identificado como M.D.G. declaró que manipulaba un revólver en su vivienda cuando se le escapó un disparo que impactó en la zona abdominal inferior de su hijo.




Comentarios