Los ataques sexuales fueron en su comercio y en la casa del padre de una de las víctimas que también quedará tras las rejas.


Una peluquera trans fue condenada a 30 años de prisión por abusar sexualmente de menores de edad. La Justicia también condenó al padre de una de las víctimas y otros cuatro hombres.

Se trata de Ayelén Candela Galier; CAF; Virgilio Rubén Galier; Roque Francisco Vega; Sergio Omar Bertineti; y Raúl Edgardo Rivas a quienes se los encontró culpables de delitos contra la integridad sexual perpetrados en Recreo y en Santa Fe en perjuicio de tres niños y de una joven que padece un retraso madurativo mental moderado.

“La mayoría de los ilícitos fueron cometidos entre septiembre de 2016 y marzo de 2017 en la ciudad de Recreo. Las víctimas concurrían con frecuencia a la vivienda de Ayelén Galier a realizar tareas domésticas a cambio de dinero, zapatillas y otros objetos de valor“, explicó la fiscal Alejandra Del Río Ayala.

“Durante más de un año, Virgilio Galier, Rivas, Bertinetti y Vega concurrieron a esa casa para someter a las víctimas a todo tipo de abusos sexuales. Incluso, en algunas ocasiones lo hicieron con armas de fuego con las que amenazaron a las víctimas, lo cual les provocó un daño psíquico de gran magnitud”, agregó.

La peluquera, de 51 años, recibió 30 años de prisión por ser coautora penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal en forma reiterada y agravado por el empleo de armas y por haber sido cometidos por dos o más personas, en concurso real con el delito de promoción a la corrupción de menores agravada por la edad de los mismos y por la intimidación.

Por su parte, CAF, de 47 años, fue condenado a 17 años de prisión por ser autor del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo en perjuicio de su propia hija. Los ataques sexuales fueron perpetrados “entre mayo de 2016 y marzo de 2017, tanto en el domicilio de la víctima en la ciudad de Recreo como en una vivienda ubicada en la ciudad de Santa Fe, donde vivía el acusado y al cual la joven concurría con frecuencia a visitarlo”.

“La pena de 30 años impuesta a Galier es la misma que habíamos solicitado en la acusación. Sin embargo, en los alegatos de clausura modificamos nuestro pedido y solicitamos 41 años”, planteó la funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA). En tal sentido, insistió en la “necesidad de analizar los fundamentos de los magistrados”.

También reconoció que “fue un juicio largo y difícil porque hubo que probar muchas situaciones y porque tenía seis acusados y cuatro víctimas, tres de las cuales son menores de edad”. El resto de los condenados, recibieron penas entre los 12 y 15 años.





Comentarios