El agente halló esta suma de dinero en el cajero de un banco y los entregó en sede policial para que los recupere su legítimo dueño.


Un policía rural de Vera encontró $4.000 que alguien se había dejado en un cajero de una sucursal del Nuevo Banco de Santa Fe, y no dudó en entregarlos a la sede policial para que sean devueltos.

El protagonista de la historia fue Gerardo José Pérez, agente de la comisaría 1° de la Unidad Regional XIX de Vera, quien había acudido a la sucursal a cobrar su sueldo. Al dirigirse al cuarto cajero, notó por la hendija de donde sale el dinero que se había dejando un fajo de $4.000 en billetes de $100.

Como en ese momento no había nadie que pudiera reclamarlos, retiró esa suma y la entregó en sede policial para que sean devueltos al legítimo dueño que realizó la extracción.






Comentarios