Es el primer emprendimiento de ese tipo en la provincia de Neuquén.


En marzo, el primer parque eólico de Neuquén comenzaría a generar energía a partir del aprovechamiento de los vientos que soplan en la zona de Bajada Colorada, muy cerca de la ruta nacional 237 y a 38 kilómetros de la ciudad de Piedra del Águila.

El emprendimiento denominado Vientos Neuquinos, está a cargo de la norteamericana AES, que es la empresa dueña del proyecto y que prevé invertir 140 millones de dólares para construir el parque y poder generar hasta 100 MW.

El parque se compondrá de 29 generadores que estarían montados a mitad de año. Por el momento, hay un solo equipo en pie y se prevé para marzo, contar con cinco estructuras y así poder comenzar a entregar energía al Sistema Interconectado Nacional, con prioridad a sus 15 clientes del programa MATER (Mercado a Término de Energías Renovables).

El parque eólico Vientos Neuquinos estará compuesto por 29 aerogeneradores.

Mientras se avanza en el montaje de los aerogeneradores, continua el traslado de las palas y del material que componen las torres. Este trabajo implica un intenso operativo teniendo en cuenta que el mismo se realiza a lo largo de la ruta nacional 22. Las palas son transportadas en remolques especiales desde el puerto rionegrino de San Antonio Este, lugar al que arriban en buques.

El parque eólico Vientos Neuquinos se encuentra a pocos kilómetros de la ruta nacional 237.

Cada aerogenerador está compuesto por las torres que tienen una altura de 120 metros y cada pala mide 65 metros. Como se informó, los aerogeneradores de Vientos Neuquinos empiezan a producir a partir de los 10 u 11 km/h y llegan a su punto máximo cuando el viento supera los 40 km/h. Y se paran si llegan a 90 Km/h. La medición del viento se realiza a cada hora.

De esta manera, la provincia de Neuquén se suma con el primer parque, a la regiones del país que están sumando proyectos de generación de energía a partir de fuentes limpias y renovables.




Comentarios