Se trata del proyecto hidroeléctrico Portezuelo del Viento, en la provincia cuyana. Neuquén no se opone a la obra.


La provincia de Mendoza quiere avanzar en la construcción de una presa sobre el río Grande, principal afluente del río Colorado, y sería una de las represas más altas del mundo con 185 metros. Pero este proyecto denominado Portezuelo del Viento  y que data de la década del 50, volvió a generar polémica porque podría causar problemas hídricos aguas abajo, es decir sobre el río Colorado y afectar a las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires.

Días atrás, el gobierno nacional giró a Mendoza la segunda cuota comprometida, unos 14 millones de dólares, para la construcción de la represa sobre el río Grande. Mientras, el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, amplió una demanda ante la Corte Suprema de la Nación contra la obra y, además, sumó como aliada a la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras.

El principal rechazo a la obra hidroeléctrica es que podría afectar la situación hídrica aguas abajo de la presa, es decir, a lo largo de todo el río Colorado que toca las orillas en el norte de Neuquén y de Río Negro, y en el sur de La Pampa y de Buenos Aires.

El proyecto de Portezuelo es una central hidroeléctrica que data de la década del ’50.

En este escenario, Neuquén no se opone al proyecto mendocino y eligió plantear que este tema en el espacio creado para tal fin como es el Coirco, (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado). “En ese lugar están los representantes de todas las provincias, se discuten todos los temas y este en particular se viene discutiendo desde tiempo atrás”, indicó el subsecretario de Recursos Hídricos de Neuquén, Horacio Carvalho.

Sostuvo que en ese ámbito apoyaron la sugerencia del Estado nacional de que se realice una audiencia pública nacional y un nuevo estudio de impacto ambiental que incluya a todas las zonas, y no sólo el impacto a nivel local como se hizo hasta ahora.

La preocupación de La Pampa y de Río Negro es que el futuro embalse afecte el caudal del río Colorado, que además es la barrera natural que marca el ingreso a la región Patagónica.

El proyecto de Portezuelo del Viento tiene su origen en la década del 50. Luego de varios avances, hoy la obra sigue generando rechazos.




Comentarios