Utilizarán plantines producidos por alumnos en el vivero de la Base de Incendio Monte Comán.


Las tareas de recuperación del medio ambiente en San Rafael continuarán con la reforestación de 20.000 hectáreas de monte nativo que fueron arrasadas por los incendios.

Buscan contrarrestar el efecto del viento que erosiona el suelo con todos sus componentes valiosos para la vegetación.

La reforestación que se encarará próximamente, será efectuada con plantines realizados en el vivero de la Base de Incendio Monte Comán (que funciona desde el 2017 con un producción de 10.000 ejemplares anuales) a partir de la recolección de semillas de forestales autóctonos.

Parte de estos plantines fueron producidos por chicos de seis escuelas de la zona durante sus visitas de educación ambiental organizadas periódicamente por los administradores del vivero.

Al igual que el año pasado, ahora serán reforestadas las zonas más impactadas por los incendios, En esta oportunidad se plantarán 5 grupos de especies nativas distribuidos en el área total de 20.000 hectáreas.

forestación

El trabajo será realizado por un equipo de cerca de 20 personas integrado por los brigadistas de la Base Monte Comán junto a técnicos del INTA y la colaboración de personal de los campos afectados.

“El Plan Provincial de Manejo del Fuego –perteneciente a la Dirección de Recursos Naturales Renovables-, junto a organismos nacionales, representamos al Estado que hace un esfuerzo conjunto pero también cabe destacar el rol del sector privado que acompañó este arduo trabajo con personal, transporte y herramientas”, explicó Guillermo Ferrari, coordinador del Plan Provincial de Manejo del Fuego.





Comentarios