Sintieron como una explosión antes de ver el humo fluir desde dentro del aparato. El fuego consumió todo en la sala.


Un desperfecto eléctrico en un tomógrafo desato un incendio que destruyó por completo el aparato y causó daños en el edificio del Instituto médico ISIS en Libertador y San Juan Bosco.

El siniestro ocurrió minutos después de las diez de la mañana durante la realización de un estudio.

Según fuentes policiales el equipo estaba funcionando a pleno cuando se sintió como una explosión y del interior comenzó a emanar humo.

Tanto la paciente como la técnica que operaba el tomógrafo salieron disparadas de la habitación y no pararon hasta que llegaron a la vereda. Detrás de ellas, evacuaron el lugar todas las demás personas que estaban trabajando y quienes habían asistido para hacerse una tomografía.

“Aparentemente todo comenzó por un desperfecto eléctrico y rápidamente se generalizó”, dijo el subcomisario Claudio Esquivel.

La sala y el tomógrafo quedaron carbonizadas, en cuanto al resto de la estructura también se vio perjudicada principalmente por el humo.

“Hubo que trabajar alrededor de una hora para sofocar las llamas, enfriar y ventilar todo el lugar para poder ingresar después a realizaron las pericias”, indicó el jefe de bomberos de San Rafael.

Además de bomberos trabajó Defensa Civil y también Vialidad Provincial con asistencia hídrica.




Comentarios