En el día inspeccionaron el lugar como supuestos clientes, en la noche dieron el golpe.


Durante el día eran simples clientes, en la noche mutaron a ladrones y se robaron el artículo por el que habían estado consultando.

El robo ocurrió en la céntrica mueblería Don Carmelo y el trofeo fue una bicicleta todo terreno.

Alejandro Buscemi, titular del local publicó en su cuenta de Facebook el video de las cámaras de seguridad donde se puede observar el accionar delictivo de ambas personas.

A plena luz del día los delincuentes se presentaron en el local comercial como supuestos clientes, realizaron todas las averiguaciones posibles y se retiraron lo más campantes.

Entrada la noche, pero antes del horario de cierre, uno de ellos regresó y aprovechó la oportunidad. 

Ingresó sigilosamente al negocio, se escondió unos segundos y sin moros en la costa huyó pedaleando. ​

“Amigos estos dos bobos se robaron una bicicleta. Tengan cuidado, pasaron a la tarde y luego regresaron a última hora, cualquier dato sirve, la bici no importa, sólo que estos chorritos de cuarta cumplan su correspondiente sanción”, posteó el empresario en la red social.




Comentarios