El bloque radical consiguió la aprobación de un pedido de informes dirigido al intendente Emir Félix.


La pulpera de San Rafael quedó en el ojo de la tormenta, el bloque de concejales radicales consiguió la aprobación de un pedido de informes para conocer en detalle cual es la situación financiera de la planta.

El pedido de informes que aprobó el cuerpo por unanimidad apunta a que el intendente Emir Félix entregue “un diagnóstico con información verdadera, precisa y verificable sobre el estado actual y la proyección de la planta”.

La embestida opositora fue como reacción a un proyecto que envió el Ejecutivo Municipal solicitando autorización al Concejo para refinanciar las líneas de crédito a las Cooperativas FRUDERPA y La Línea, administradoras de la pulpera.

Según los ediles radicales, en 2018 el inicio de las operaciones costó al erario municipal 6 millones de pesos, con un total de 25 millones de pesos para capital de trabajo al sumarse los aportes de la Provincia.

Desconocemos quiénes son los productores asociados y no asociados que utilizaron la planta, el tipo y cantidad de fruta procesada, la forma del retorno de la producción (pulpa generada), la forma de pago, la comercialización y el destino de la venta”, indicaron.

Los concejales insistieron en que “sólo se conoce lo expresado por Juan Carlos Cappadona, responsable técnico, quien se expresó en varios medios de comunicación, sobre el excelente rendimiento de las frutas, el buen funcionamiento de la pulpera y la colocación de lo producido en el mercado, sin dar mayores detalles”.

Siempre “consideramos que el libre acceso a la información pública es un derecho inscripto en la propia Constitución Nacional. La búsqueda de la misma nos permite controlar la gestión pública, y es necesaria para un debate serio, apoyado sobre bases contundentes y reales para poder conocer y mejorar el servicio del Estado”, argumentaron.


En esta nota:

Politica


Comentarios