Una pareja sorprendió a un hombre de 80 años y sin violencia alguna le quitó sus haberes y huyó.


Un jubilado de 80 años fue víctima de una salidera bancaria. Una pareja lo sorprendió cuando iba a subirse al auto y le quitó sus haberes.

El robo fue denunciado ayer en la comisaría 32.

Según declaró la víctima, alrededor de las 10 de la mañana salió del banco donde percibió la jubilación y caminó hasta el auto para regresar a la casa, pero segundos antes de poder subirse al vehículo una pareja lo tomó por sorpresa y sin pronunciar palabra o ejercer violencia, le quitó los $10.000 que había cobrado.

Acto seguido la pareja se alejó y desapareció de su vista.

El hecho fue calificado como un hurto simple.




Comentarios