La mujer de 32 años se salvó de milagro. Fue asistida en el hospital Schestakow.


Una mujer se salvó de milagro después de sufrir una descarga eléctrica al abrir la heladera descalza.

Este es el segundo incidente doméstico en cuatro días en San Rafael en el que el uso de los electrodomésticos es protagonista.

El viernes una adolescente de 17 años falleció electrocutada mientras se alisaba el pelo con una planchita.

Esta vez la situación no llegó a convertirse en tragedia de casualidad.

De acuerdo a la información oficial, el lunes por la tarde en una vivienda en calle Sardi, una mujer de 32 años sufrió una fuerte descarga eléctrica en el momento que fue a abrir la puerta de la heladera con los pies descalzos.

Los médicos del Servicio Coordinado de Emergencias le brindaron los primeros auxilios en la casa tras el “shock eléctrico” y después la trasladaron al hospital Schestakow donde le realizaron más estudios para verificar su estado de salud.




Comentarios