La Corte rechazó un recurso de la defensa y se terminó la instancia judicial. En 2018 la condenaron a 3 años y 9 meses.


Julieta Silva terminaría de cumplir la sentencia en la cárcel.

La Corte mendocina rechazó un recurso presentado por la defensa y le puso punto final a las instancias de reclamo.

Con la sentencia firme, todo indica que Julieta Silva pasaría los días que el restan de sentencia en un penal de San Rafael.

En septiembre de 2018 los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle encontraron culpable a Silva de la muerte de su novio Genaro Fortunato y la sentenciaron a 3 años y 9 meses de prisión y 8 años de inhabilitación para manejar.

Julieta Silva.

Sin embargo, entre las apelaciones de la defensa que solicitaba su absolución y también la fiscalía por considerar que la pena era muy liviana, los tiempos se fueron dilatando y la mujer de 30 años continuó privada de la libertad pero en prisión domiciliaria.

En julio de este año la Corte Suprema de Mendoza rechazó las apelaciones de ambas partes y confirmó la sentencia.

Fue ahí cuando el abogado Alejandro Cazabán presentó ante el máximo Tribunal mendocino un recurso federal extraordinario para llevar el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El nuevo revés para Cazabán y su defendida, terminó por sellar el destino de Silva y ahora esperan que regrese el expediente a San Rafael para que los jueces Luque, Bittar y Laigle, resuelvan si finalmente la mandan a la cárcel para que cumpla el resto de la condena en la prisión.




Comentarios