Una voz al teléfono lo convenció que era la hija y debía cambiar el dinero. El hombre perdió todos sus ahorros.


Otra vez un anciano cayó en el cuento del banco y perdió todos sus ahorros.

La estafa telefónica se perpetró en una vivienda de calle Alberdi en General Alvear.

De acuerdo a la denuncia que ingresó en la comisaría 14 el jueves, un hombre de 80 años recibió una llamada telefónica y una mujer lo convenció que era su hija.

La voz al teléfono le indicó que pasaría un hombre a retirar el dinero para cambiarlo en el banco por otros billetes.

Minutos después golpearon a la puerta y un amable caballero le aseguró que estaba ahí para cumplir con los trámites bancarios tal como le había dicho su hija.

Sin dudarlo el anciano le entregó los $30.000 que había logrado reunir y nunca más volvió a ver al supuesto empleado o escuchó algo más de la falsa hija.

La causa que se inició en la comisaría alvearense es por estafa.





Comentarios