La viveza le salió mal, lo imputaron por falsa denuncia y estafa.


Vendió el auto y después intentó engañar al comprador y también a la justicia denunciando que se lo habían robado.

La viveza criolla le costó caro, lo imputaron por falsa denuncia y estafa procesal en grado de tentativa.

El caso comenzó a principios de agosto y el miércoles alcanzó el clímax de tensión.

El 7 de este mes Lucas Nicolás Carvallo Villegas denunció que había dejado el auto estacionado en la calle y se lo robaron.

Días atrás la policía dio con el Fiat Duna y lo secuestro. Acto seguido convocaron al Carvallo para que lo retirara de la comisaría 32.

Pero la treta que ideó el vendedor se vino completamente abajo cuando el comprador del Duna se presentó en la dependencia policial y con los papeles en la mano demostró que el vehículo lo había adquirido en buena ley.

Como para salir del paso, el Carvallo dijo que tomó la decisión de denunciar un robo ya que no lograba cobrar lo que había pautado con el comprador.

Carvallo ahora deberá responder ante la justicia la falsa denuncia y estafa procesal.

Fuente. Diario de San Rafael





Comentarios