El fiscal imputó a Mariano Gargiulo por tentativa de estafa. Cayó al intentar engañar a la esposa de un policía.


El fiscal Javier Giaroli imputó al estafador del teléfono y lo envió a la cárcel.

Mariano Andrés Gargiulo (40) fue apresado el viernes pasado cuando intentó timar a la esposa de un policía con el cuento del “hay que cambiar los billetes”.

Al momento de la detención, el hombre llevaba $19.500 y 55 gramos de cocaína. Pero en su casa le hallaron $209.000 teléfonos, computadoras y hasta una Bersa calibre 22.

La semana pasada se registraron varias denuncias por intentos de estafas telefónicas y el caso de Gargiulo fue uno de ellos.

El problema es que el hombre eligió mal y se encontró con que la supuesta víctima era la esposa de un policía.

Le tendieron a él una trampa y cayó.

Cuando fue a retirar el dinero a la casa que le había señalado la mujer, lo estaban esperando para apresarlo.

Gargiulo permaneció en un calabozo de la comisaría 38 hasta ayer que el fiscal Giaroli lo imputó por tentativa de estafa y también por tenencia ilegal de armas de fuego y ordenó que lo trasladen al penal de San Rafael.

Además deberá responder ante la Justicia Federal por la droga que transportaba en el momento de ser detenido.





Comentarios