Pablo Alcaraz Modón obtuvo el beneficio judicial pero volvió a delinquir solo cuatro días después.


Pablo Alcaraz Modón (18) fue protagonista de varios robos a comercios céntricos en solo dos meses y si bien había sido detenido, le dieron la oportunidad de reivindicarse al otorgarle la justicia la libertad condicional.

Poco le importó su situación que a los cuatro días de obtener el beneficio judicial regresó a las andanzas aunque sin demasiado éxito.

Otra vez fue aprehendido por la policía y esta vez si esperará el juicio en prisión.

El juez Gabriel Ravagnani hizo lugar al pedido del fiscal Javier Giaroli y ordenó la prisión preventiva para Alcaraz Modón pero en una celda del penal de San Rafael.

Esa resolución echó por tierra la solicitud de la defensa que pretendía el arresto domiciliario.

Alcaraz enfrentará cargos por robo y tentativa de robo además de daños






Comentarios