La justicia le impuso a Julio Cruzate una caución de $350.000. El accidente ocurrió el sábado pasado por la noche.


El conductor ebrio que atropelló a Fernando Quirós (17), lo arrastró más de 150 metros y lo mató, recuperó la libertad con la condición de abonar una fianza de $350.000.

Julio César Cruzate (47) está imputado por homicidio culposo agravado por conducción imprudente.

La falta de antecedentes fue decisiva para la decisión que adoptó la justicia y aceptó la Fiscal Florencia De diego.

Fenando Quirós

El accidente que terminó con la muerte del adolescente ocurrió el sábado pasado cerca de las 12 de la noche.

Quirós circulaba en una moto 110cc por la ruta nacional 143 en Cañada Seca y desde atrás lo arrolló el Toyota Etios al mando de Cruzate.

El resultado del test de alcoholemia confirmó que el conductor imputado tenia 1,62 grados de alcohol en sangre.





Comentarios