Antonella Godoy recibió el alta médica y pasó a un calabozo de la comisaría 14 de General Alvear.


Durante la jornada de ayer Antonella Godoy (19) abandonó el hospital Enfermeros Argentinos en compañía de agentes policiales y pasó directamente a un calabozo en la comisaría 14 de General Alvear.

Pese a estar detenida, la fiscal Ivana Verdún no había imputado a la joven que el domingo pasado dio a luz en el baño de la casa y después apuñaló una docena de veces a su hijo recién nacido.

Está a la esperaba de algunas medidas extras que solicitó, al tiempo que continuaban tomando declaraciones.

Según fuentes cercanas al caso, en principio no hay nada que indique que Antonella Godoy tenga sus facultades mentales alteradas. Sin embargo ahora que está afuera del centro médico está en condiciones de ser evaluada psicológicamente con mayor detenimiento por los especialistas del Poder Judicial.

Homicidio agravado por el vínculo es la calificación de la causa que lleva adelante la fiscal alvearense.






Comentarios