La fiscal está a la espera que reciba el alta. La joven le propinó 12 puntazos al bebé e intentó ahogarlo.


Antonella Godoy, la joven de 19 años que mató a su hijo recién nacido será imputada por homicidio agravado por el vínculo una vez que reciba el alta en el hospital Enfermeros Argentinos de Alvear.

“Acá hay una madre que dio a luz al hijo y lo mató. Eso es innegable y no le cabe otra calificación”, dijo una fuente allegada a la causa.

Entre los detalles macabros que rodean al hecho, la mamá primeriza intentó ahogar al neonato en varias oportunidades y como no cumplió con su cometido lo apuñaló como mínimo una docena de veces.

El cuerpito del bebé tenía múltiples heridas en la espalda, en la cabeza y también en la zona del corazón. La herida más grave fue la que le provocó cuando le cortó el abdomen y los intestinos quedaron a la vista. Pese a todo, el bebé resistió y vivió unas horas más.

Como parte de las medidas que ordenó la fiscal se realizó una primera evaluación psicológica de la joven.

“Está ajena a toda emoción, no demuestra nada, ningún sentimiento, pero está muy lúcida, si le preguntan algo contesta normalmente”, es parte del comentario que recorre los pasillos del hospital Enfermeros Argentinos.

En tanto Policía Científica efectuó los peritajes en la casa lo que no hizo más que corroborar que el parto fue en el baño. Entre los elementos que hallaron había restos de placenta.

Hasta el momento los únicos que prestaron declaración fueron los familiares y todos por igual aseguraron que no tenían ni idea que Antonella estuviera embarazada.

El aberrante hecho ocurrió el último domingo a primera hora de la mañana en una vivienda en Libertad al 800 de General Alvear.




Comentarios