Desde este sábado rige el aumento del boleto y en la calle se evidencia el descontento



Si bien el hecho de que los colectivos volvieran a circular generó alivio en la gente, las quejas por el incremento de la tarifa siguen a la orden del día. 

Cada jornada de paro se hacía eterna. Casi todos buscando alternativas para llegar a destino a tiempo. Y cuando finalmente se destrabó el conflicto, la noticia no fue tan alentadora. El servicio iba a aumentar muy a pesar de los usuarios. Pero el malestar no tardó en llegar, y el tema quedó instalado en la calle. 

Jueves 19:30 en la terminal de ómnibus. “Me tengo que acordar de cargar la tarjeta, encima aumenta y estamos a fin de mes”, comentaba una joven, mientras que otra que parecía ser su amiga asentía con la cabeza. Todo esto mientras esperaban el coche de la Línea 500 de las 19:50 con destino a Conesa.

Una situación similar se registró con un grupo de estudiantes que bajaban de un bus procedente de Rosario a la espera del mismo servicio. Por su parte, Emilia C., una usuaria de la Línea 501 –que recorre barrio Santa Clara y barrio Somisa- le dijo a Vía San Nicolás que con tal de llegar al trabajo no le importa pagar más.

Aunque, por otro lado, apuntó que como en familia son cinco a veces se les hace cuesta arriba recargar el plástico. También Julio R., que viaja todos los días a la ciudad desde Villa Ramallo para llegar al estudio contable donde trabaja, manifestó su disconformidad al poner a la empresa por sobre los usuarios. 

En la intersección de Garibaldi y Las Heras, un padre y su hija también fueron consultados por este medio para conocer la opinión respecto de la nueva suba, y adujeron haber sentido la falta de transporte aunque esperaban que la resolución no se tradujera en un incremento de la tarifa. 

No obstante, a pesar del descontento, el aumento es un hecho y afectará a todas las líneas con recorrido urbano y a las que llegan a las diferentes localidades del partido, exceptuando el 230 y 342 de jurisdicción provincial. 

Nuevo cuadro tarifario

– Control Caminero, Bº Sironi, Bº California, Escuela Nº 15, Cementerio Celestial y Ruta 098/01/2: $ 10,00 y $ 11,20.

– San Nicolás a La Emilia y Viceversa: $ 10,30 y a$ 11,50.

– San Nicolás a Campos Salles y Viceversa: $10,30 y $ 11,50.

– San Nicolás a Villa Esperanza y Viceversa: $ 10,30 y $ 11,50.

– San Nicolás a Gral. Rojo y Viceversa: $ 13,00 y $ 14,55.

– Villa Esperanza a Gral. Rojo y Viceversa: $ 10,00 y $ 11,20.

– Campos Salles a Villa Esperanza y Viceversa: $ 10,00 y $ 11,20.

– San Nicolás a Conesa y Viceversa: $ 16,95 y $ 19,00.

– San Nicolás a Erézcano y Viceversa: $ 16,95 y $ 19,00.

– Conesa a Campos Salles y Viceversa: $ 16,95 y $ 19,00.

– Conesa a Erézcano y Viceversa: $ 10,30 y $ 11,50.

– Conesa a Gral. Rojo y Viceversa: $ 13,00 y $ 14,55.

– Gral. Rojo a Erézcano y Viceversa: $ 10,30 y $ 11,50.

– Erézcano a Campo Salles y Viceversa: $ 13,00 y $ 14,65.