El "Flaco" hasta se dio el gusto de dar unas vueltas con el auto con el que salió siete veces campeón entre 1986 y 1995. 


Juan María Traverso participó como invitado de las primeras pruebas que se realizaron en el autódromo nicoleño, cuando faltan tres semanas para su inauguración oficial.

El “Flaco” recorrió la pista a bordo del Peugeot 408 del equipo DTA que compite en el TC 2000 y que conduce habitualmente Agustín Lima Capitao, y hasta se dio el gusto de dar unas vueltas con el auto de la categoría con el que fue siete veces campeón entre 1986 y 1995.

El ramallense estuvo acompañado por el presidente del Súper TC 2000, Antonio Abrazián; el Ingeniero Enrique Scalabroni; Diego Mesa, de la Comisión Directiva del ACA; y el intendente Manuel Passaglia.

Tras la experiencia, fue categórico: “La pista es perfecta, el auto no tiene ningún movimiento y el circuito les va a costar a los pilotos encontrarlo porque todas las curvas tienen muchas alternativas”. “Va a ser muy difícil para los pilotos”, subrayó. Por otro lado, como un plus, destacó que “crea algo diferente a otros autódromos cuando se inauguraron que es el lugar en sí”.

“Esto va a generar un movimiento monstruoso. Toda la zona va a vivir algo que va a ser mucho más grande de lo que imaginamos”, sostuvo el ex piloto, en consonancia con lo ya expresado por Passaglia: “Es una vidriera al país, con una ubicación excepcional en uno de los corredores más transitados de la Argentina”.


En esta nota:

San Nicolás Deportes


Comentarios