Distintos testimonios direccionaron la búsqueda por San Nicolás y Ramallo, aún sin resultados. El fiscal confirmó avances en el caso. 


El paradero de Sofía Belén Duarte (22) sigue siendo una incógnita a un mes de su desaparición. El último contacto que registró la familia fue el 1º de agosto, aunque las redes sociales permanecieron activas las últimas semanas. Así lo confirmó el fiscal Martín Mariezcurrena.

Hasta el momento “se recolectaron datos, registros de llamadas y se realizaron varios rastrillajes con más de 100 efectivos”, aún sin resultados.

“Todos los días encontramos sorpresas en la investigación, de datos que aspiraríamos a incorporar con mayor anticipación. Pero depende de las personas con las que nos entrevistemos”, sostuvo Mariezcurrena, y pidió colaboración a la comunidad para poder avanzar con la causa. 

Por ahora, uno de los testimonios más sólidos fue el de un camionero que la trasladó hasta Zárate. “Estaba con unos bolsos procurando irse de San Nicolás. Quería llegar por todos los medios a Corrientes, pero después se arrepintió a la altura del puente de Zárate y se volvió para el lado de Ramallo”, confió, en medio de versiones cruzadas que llevaron a la policía a encabezar operativos en un prostíbulo de la vecina ciudad. 

La denuncia quedó sentada en sede del destacamento Coviccos y se difundieron imágenes con su rostro y algunos rasgos distintivos. Es de contextura física delgada, mide 1,66 metros y tiene dos tatuajes: uno en el antebrazo izquierdo con la leyenda “Azul” y otro en el muslo de la pierna izquierda. 

Este jueves se convocó a una marcha y hubo réplica en las redes. “Nos encontramos en la Plaza Mitre (Sarmiento y Mitre) a las 19 para visibilizar esta problemática que nos afecta a todos. Nos falta una piba. Nos falta Sofía”, es el mensaje que circula por Facebook.

Por cualquier información, comunicarse al (0336) 4428313 ó (0336) 4423126/4425373.




Comentarios