El robo quedó registrado en las cámaras de seguridad del efector pero el delincuente continúa prófugo. Ocurrió en Ramallo. 


Las cámaras de seguridad del Hospital Gomendio, en Ramallo, fueron claves para desentrañar el misterio en torno al robo de una bicicleta que se produjo al interior del nosocomio.

Según el sitio Ramallo Informa, el rodado pertenecía a una de las empleadas que había optado por resguardarla en una habitación para evitar dejarla a merced de los vándalos. Sin embargo, lo que a priori le resultó en pos de proteger lo suyo, terminó de la peor manera.

Un joven aprovechó la soledad de los pasillos y se la llevó sin que se dieran cuenta. Se presume que conocía a la perfección los movimientos del lugar y que simuló ser paciente para infiltrase y pasar desapercibido. La maniobra duró escasos minutos y la grabación lo muestra de cuerpo entero. Se dio intervención a la policía, pero todavía no fue identificado.

El atraco se produjo cerca de las 19:40 del miércoles, poco antes de que terminara su turno.

(Fotografía: Captura)




Comentarios