Juan Cruz González estaba desaparecido desde el 29 de mayo y este lunes fue detenido. Quedó alojado en sede de la DDI. 


Juan Cruz González, el único imputado por la muerte de Santiago Sicarini, fue detenido este lunes a casi  90 días del asesinato. El cuerpo del joven de 18 años apareció en un descampado de Ramallo con varios puntazos en la zona abdominal.

En principio se vinculó el caso a un hecho de robo, pero un amigo resultó clave para esclarecer el crimen. Lo señaló como único culpable e hizo su descargo en Fiscalía.

Tras meses de intensa búsqueda, ayer alrededor de las 10:30 se presentó con su abogado en sede de la DDI y declaró en carácter de imputado. El fiscal Ariel Tempo, de la UFI Nº 4, quedó a cargo de la investigación y adelantó que pedirá la prisión preventiva. “Tampoco ignoramos la participación del otro sujeto en el homicidio”, refirió.

González tenía domicilio en barrio Las Mellizas, pero se encontraba prófugo desde la madrugada del 29 de mayo. “Las imágenes difundidas con su rostro y los múltiples allanamientos en los lugares que solía frecuentar como escondite lo llevaron a entregarse”, argumentó Tempo.

Grupos operativos de la DDI y personal de las Comisarías Primera y Tercera de Ramallo y San Nicolás participaron de los operativos.




Comentarios