"Separamos para poder investigar y preservar un montón de cuestiones", sostuvo la inspectora Mónica Guidi.  


La inspectora Mónica Guidi confirmó esta semana que la docente denunciada por abuso en el jardín de Infantes Nº 908 fue separada de su cargo luego de que la madre de la menor diera a conocer el caso y tras confirmarse la acusación penal.

“En Fiscalía nos dijeron que el informe psicológico se realizó pero desconocemos los resultados. Eso se dirime desde el fuero judicial. A nosotros nos llega una denuncia y desde ahí trabajamos en lo administrativo. De nuestro lado, estamos en investigación plena acompañando al equipo de psicología, que puede comprobar o no la veracidad de lo que se está denunciando”, expresó Guidi.

La separación del cargo no implica sanciones. “Separamos para poder investigar y preservar un montón de cuestiones”, puntualizó.

Acerca del trabajo que se viene realizando en el establecimiento, fue clara: “Trabajamos con equipos externos. Aparte de los equipos de psicología del colegio, nosotros tenemos los equipos distritales de psicología que son específicos en temas de estas características. Es una cuestión muy sensible y por eso estamos muy presentes ahí”. 

En su descargo, Esther, la madre de la pequeña presuntamente abusada, confirmó que las pericias determinaron signos de abuso y que así quedó asentado en el informe. “Ahora estamos esperando con el abogado la fecha para la Cámara Gesell”, cerró. 





Comentarios