La investigación está en manos de Fiscalía. El acusado tenía una perimetral, y habían acordado el régimen de visitas luego de la separación. 


Una joven madre de 20 años denunció en sede de Fiscalía a su ex pareja de 26 por presunto abuso sexual. Habían convivido entre 2014 y 2016, y fruto de esa relación nació su único hijo, a quien el acusado veía únicamente los fines de semana tras acordar un régimen de visitas.

“Él es muy violento. Me daba la cabeza contra la pared y una vez me quiso acuchillar”, relató la mujer a Flash 24, perimetral de por medio y con más de una veintena de denuncias.

El caso salió a la luz el pasado 28 de mayo, pero recién ahora se coló en los medios. “Un día cuando volvió de la casa del padre me dijo que se habían peleado y que como castigo él le metió un dedo en la cola y le manoseó los genitales”, sostuvo entre lágrimas. Pensando que no le iban a creer, fue a buscar el teléfono y lo grabó todo.

El calvario comenzó pocos días después del cumpleaños número dos del pequeño. El hombre se lo llevó a su casa para festejarlo juntos, pero el trasfondo era mucho más macabro.

La joven pidió acelerar los procesos investigativos y habló de un cambio repentino en la conducta del menor. “Al poquito tiempo de habérmelo contado, repitió otra vez lo mismo. No podía pasarlo por alto. Esto es muy grave”, refirió. 






Comentarios