Fue interceptado en inmediaciones de Moreno al 1000. La declaración de la menor en Cámara Gesell resultó trascendental para imputarlo. 


El pasado noviembre, un hombre denunció en sede de Fiscalía que su hija menor de edad había sido abusada, y desde ese momento se abrió una investigación para corroborar los dichos.

La víctima pasó por Cámara Gesell y poco después se solicitó la detención de la pareja de su madre, quien vivía con ellas al momento en que se formalizó la acusación.

La causa recayó en manos de la Dra. Franca Padulo, y si bien la orden para su detención se demoró más de lo previsto, finalmente fue interceptado a comienzos de mes por calle Moreno al 1000, según aportaron fuentes policiales. 

El acusado, de 59 años, quedó imputado por Abuso Sexual reiterado con Acceso Carnal. 




Comentarios