El abogado de la oficial acusada por homicidio sostuvo que "se actuó con lo que había en la causa", pero que "se deberán evaluar los otros informes".  


La fiscal Franca Padulo, que entiende en la causa por la muerte de Mauro Garfagnoli, realizó la semana pasada el pedido de prisión preventiva para la oficial Brenda Gasparri y el cambio de carátula a homicidio culposo. Sin embargo, nuevas pruebas obligarían a rever el caso.

“Ella actuó con lo que se tenía en la causa y creemos que lo hizo de forma correcta en ese sentido. La cuestión ahora a evaluar son los nuevos informes que fueron incorporados en el expediente el viernes”, apuntó Julián Domínguez, abogado de la imputada, en diálogo con diario El Norte.

Es que tras el pedido de ampliación pericial por parte de la defensa, se constató que el disparo que recibió la víctima no fue directo y por la espalda; sino indirecto, por rebote y lateralizado. Esto acreditaría la falta de dolo, debilitando la acusación de Fiscalía.

Creemos que va a haber un cambio en la causa porque se actuó previo a conocer estas pruebas. Esto no es un testimonio, no es algo subjetivo. Es algo objetivo, científico, no hay dudas de esa situación, no es que podemos decir que le creemos o no. Lo dicen de forma científica y no hay criterio en contra”, aseguró.

Para que este tipo penal, que es el homicidio agravado, sea configurado tiene que haber existido una clara intención de matar, una intención de disparar directamente a la víctima y en este caso no se configuraría”, remarcó Domínguez, quien pidió una audiencia para este martes al mediodía. 

Fotografía: El Norte




Comentarios